Opinión

Los Jodidos

Esta es una frase digna de reflexión porque cuando nos  ponemos a pensar no está uno tan jodido como están otros, pero como dice el dicho “mal de muchos consuelo de tontos” y no sabemos quién está más jodido, si yo que estoy escribiendo o ustedes que me leen, en fin tiene muchos contextos esta palabra.

La ajustaremos a todos los ciudadanos, trabajadores, secretarios generales, presidentes de los diferentes sindicatos y va para todos a los que les quede el saco.

El estar jodido o ser jodido no es un privilegio, sin embargo es el estatus en el que estamos todos, unos de una manera, otros  de otra; pero todos estamos jodidos. Y todo por no saber aprovechar las oportunidades que tenemos en nuestra vida para salir adelante y dejar de ser o estar jodido.

Porque mire, en todo lo que tengo de vida siempre he visto que los trabajadores como empleados, obreros, campesinos, empleadas domésticas y trabajadores del comercio informal, en fin todos los que se emplean por un salario cada día están más jodidos y todo porque no nos preparamos para no estar dentro del régimen de los jodidos.

Si el sistema educativo y en nuestros hogares desde pequeños nos enseñaran, o prepararan, para ser los mejores en lo que emprendemos o nos ocupamos otra seria la situación, ya que entonces viviríamos mejor y le daríamos a nuestra familia otro estatus de vida; pero puntualizamos que todo data del sistema educativo porque que nos condiciona para servir a otros, para trabajar en calidad de obreros, oficinistas, empleados, etc.etc.

Aquellos que se preparan estudiando para obtener una licenciatura en el ramo de leyes, por ejemplo, lo preparan para ser empleado de un despacho jurídico o bien en una notaría.

En la universidad no enseñan que ese sería el primer paso para que se piense en hacer una carrera ascendente y prepararse para ser socio mayoritario o la cabeza principal de un bufete jurídico o bien para ser Notario. En el caso de un médico se preparan para ser médicos en un hospital, ya sea del sector público o privado; pero nunca para ser los dueños de una clínica o del hospital.

La gran mayoría estudian para trabajar como médicos en las diferentes clínicas del servicio de cualquiera de los órdenes de gobierno o bien las clínicas particulares y así en cada una de las especialidades.

En el desarrollo de los trabajos de oficio por ejemplo, el del herrero, el del carpintero, el electricista, panadero o albañil, pasa exactamente lo mismo.

Se deben de tener las expectativas que tienen otras culturas, como la japonesa, la judía,  la china, en trabajar duro para ahorrar y algún día ser su propio jefe; porque la realidad de las cosas es que la ganancia está en que otros trabajen para la empresa.

Porque mientras nosotros trabajemos para otros, nunca saldremos de la mediocridad, pero sobre todo de estar jodidos, nunca nos preparan para ser los dueños, para ser los jefes, para ser los directivos.

Lo cual sería ideal, pero aquí no nos andamos con rodeos y les vamos a decir cómo pueden estar menos jodidos que otros porque finalmente todos estamos jodidos, y nadie se salva. Hay jodidos políticamente, emocionalmente, económicamente, deportivamente,  amorosamente, en fin todos de alguna forma estamos jodidos.

Hace poco leí en el perfil de alguien esta frase “APRENDE A DECIR QUE NO, PORQUE CUANDO TU ESTAS JODIDO NADIE TE AYUDA” y así en los andares de esta vida se encuentra uno, con cada frase, acompañada de esta singular palabra, que cada uno la aplicamos según nuestra conveniencia o según como nos vaya, pero lo que sí es innegable las ocurrencias de nosotros los mexicanos, ya que a todo le encontramos el sentido del humor siempre y cuando no lastimemos a segundos o terceros.

Pero tratándose el rubro laboral todos los trabajadores están cada día más jodidos, y siempre con la esperanza, de que algún día Dios se acuerde de ellos, o mejor aún, con la esperanza de que en los cambios que se dan tanto en las elecciones de gobernantes, como en sus sedes sindicales, los cambios de secretarios generales, como  de presidentes de sindicatos, llegue el personaje que les venga solucionar los múltiples problemas.

Así pasan los meses, los años y la vida, pero nunca llega el redentor, el que les dé un mejor nivel de vida, o que los enseñe y los guíe por el camino del éxito para que con estén entre los privilegiados de ser los menos jodidos.

Porque créanme que también los gobernantes y políticos, en general, están jodidos, así como los presidentes de los sindicatos, los secretarios generales de cada sección son los más jodidos y cuestionados, lo digo porque hay un dicho en el argot político, que reza así, y va para los que llegan a una posición política, de cualquier índole, es por el tiempo que dura el encargo, y “la vergüenza dura toda la vida” lo hagas bien o lo hagas mal.

Muchos se preguntarán cómo los políticos están jodidos, pues créalo que si porque en todo el tiempo que están en su periodo de gestión todo mundo los está jodiendo y con nadie quedan bien.

Decía mi abuelita hazle diez favores a una persona y con uno que le niegues se olvidan de los diez que les hiciste, en fin esta labor también es del rubro. En fin qué jodid

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar

Close
Back to top button
Close