Del día

Avanza reforma para regular trabajo en plataformas digitales

El Secretario del Trabajo de la CDMX adelantó que el dictamen no les gustará a todos los sectores

Muy pocos países han regulado el empleo en las plataformas digitales; México está en esa difícil faena y pronto los gobiernos federal y de la Ciudad de México presentarán una propuesta de reforma.

La población que trabaja en el transporte particular o el de entrega de alimentos a domicilio a través de aplicaciones ha padecido un proceso de precarización debido a que sus empleadoras no reconocen sus derechos laborales, dice en entrevista el titular de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la Ciudad de México (STyFE), José Luis Rodríguez Díaz de León.

“Nosotros pensamos que sí realizan una actividad laboral formal, existen elementos para decir que ese empleo sí entra de la categoría de la formalidad y debería ser reconocido como tal”, apunta. “En los próximos días estaremos presentando e impulsando” una propuesta para reformar la Ley Federal del Trabajo (LFT).

La iniciativa de los gobiernos federal y local plantea “reconocer el trabajo en las plataformas digitales como eso, un trabajo, para que de manera directa se les reconozcan otros derechos importantes, no sólo el salario, la jornada de trabajo o la posibilidad de tener diversos patrones, sino acceder a los derechos colectivos, como los de asociación y organización, porque ahora no tienen esa oportunidad”, explica el funcionario.

Enriquecimiento de unas, precarización de otras

El secretario del Trabajo de la Ciudad de México señala que, desde su lanzamiento en 2010 y su llegada al país en 2014, las aplicaciones se ofertaron “como alternativas, como complementos a los salarios e ingresos. Hoy eso no es real, una persona no destina 4 horas a una aplicación, sino 9, 10 horas, y es su único ingreso y su única fuente de trabajo”.

Pero “no sólo destinan más tiempo, ponen su celular, su bicicleta, su motocicleta, su auto. Es decir, ponen su patrimonio al servicio de una empresa”, la cual no les reconoce ni un derecho. “Simplemente nos parece inaceptable la precarización de la calidad de vida de las personas que realizan esta actividad y el enriquecimiento no controlado de las compañías”.

Sin duda, enfatiza, se puede afirmar que, incluso durante la pandemia de covid-19, han crecido su ingreso. Eso significa que no fue distribuido de manera justa o equitativa y que las personas que realizan esta actividad de reparto fueron pieza clave para que las empresas mejoraran sus ganancias y se enriquecieran”.

Debido a la poca transparencia en la que se maneja esa industria, se desconoce el número de personas que está inserta en ella, apunta el funcionario. De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) el estimado es de más de 500,000 personas.

Esta reforma cambiará paradigmas, predice, “porque reconoce nuevas formas de organización, nuevos conceptos de trabajo, de relaciones laborales y de libertad de trabajo”. 

Al reto de la aprobación y luego la implementación de la reforma laboral de 2019, se suma este otro.

“Uno de los temas centrales es garantizar la posibilidad de que las personas sigan trabajando en una, en otra y en otra plataforma. A veces están registradas en dos o tres aplicaciones. El objetivo no es perjudicar, el objetivo es ayudarles a tener acceso al reconocimiento de los derechos humanos laborales”, dijo.

Lee la nota completa en El Economista 

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close