Del día

IMSS autoriza incapacidades por Covid vía electrónica y sin prueba

Los trabajadores deben actuar de buena fe para solicitarlo; de esta manera no se saturan laboratorios ni oficinas del IMSS

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) relanzó el permiso covid-19 vía electrónica, ante el aumento de contagios.

En esta versión 3.0, como la llamaron, ya no pide tener una prueba de laboratorio para obtener la incapacidad, y ahora se basa en la buena fe de los trabajadores.

El relanzamiento se dio luego de que en los primeros días de enero, las oficinas del IMSS se vieran rebasadas por solicitudes de incapacidad laboral.

No obstante, el Covid es una enfermedad no profesional, por lo que la duración y los pagos son diferentes a la incapacidad causada por el trabajo.

Los pacientes con síntomas tienen una licencia de 7 días, mientas que los asintomáticos solo de 5.

Las personas que no acudan a laborar por esta enfermedad recibirán un pago equivalente a 60% del sueldo que cotizan ante el IMSS a partir del día 4.

Los primeros tres días no recibirán un sueldo y el patrón no está obligado a pagarlo, porque no es una enfermedad laboral.

Hasta ahora el Covid-19 solo es un riesgo de trabajo para el personal de salud.

Para el resto de la población es una enfermedad no profesional porque se puede adquirir en cualquier momento y lugar.

Siete pasos para tramitar el permiso:

  1. Ingresar a la página imss.gob.mx/covid-19/permiso. O en la aplicación IMSS Digital hacer clic en “Ingresar” y luego en “Permiso covid-19”
  2. Escribir tu CURP, el código postal de tu domicilio y hacer clic en “Iniciar”
  3. Responder los cuestionarios sobre síntomas, vacunación y padecimientos preexistentes
  4. Ingresar un número de teléfono de contacto
  5. Indicar si cuentas con prueba de enfermedad respiratoria; si no la tienes, no es necesario.
  6. Proporcionar correo electrónico y CLABE interbancaria para recibir el pago correspondiente
  7. Notificar a tu centro laboral para justificar la ausencia

Protección ante despidos

Al inicio de la pandemia, se dio una ola de despidos por faltas injustificadas.

Y es que los trabajadores presentaban una prueba de laboratorio privado pero no la incapacidad del IMSS.

Por lo tanto, no se justificaban las faltas y de daba de baja al empleado

18 meses después, las personas ahora denuncia que los empleadores no respetan el periodo de incapacidad y exigen que sigan laborando.

Ante esta situación, se recomienda hacer el trámite de incapacidad vía remota.

Después recodar que si se contagia el personal porque uno de los empleados acude enfermo, el empleador tendrá que pagar las consecuencias.

Pero, para prever una eventual defensa por despido, es necesario que el empleado tenga una prueba de laboratorio para comprobar que estaba enfermo y se justifique la incapacidad.

Con información de El Economista

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close