Investigaciones especiales

Trabajo independiente, una tabla de salvación

El trabajo independiente se convirtió en una tabla de salvación y para millones de trabajadores que fueron golpeados por el desempleo con motivo de la pandemia.

En México, la tasa de trabajo por cuenta propia en el primer trimestre de este año fue 3% superior a la observada antes del impacto de la emergencia sanitaria. En tanto, el aumento de la población trabajadora subordinada fue de 1 por ciento.

Las economías de Latinoamérica y el Caribe crecieron 6.6% el año pasado, luego del fuerte golpe que asestó la pandemia de COVID-19 en 2020 y en presente año la recuperación ha sido lenta, incompleta y desigual, apunta el documento. Y en el restablecimiento de las condiciones económicas y laborales, las mujeres no han visto tanto avance.

La tasa de crecimiento del trabajo asalariado en 2021 fue de 6%, de manera que el avance del empleo por cuenta propia fue cuatro puntos porcentuales superior.

En el informe Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe, una publicación semestral, la OIT y la Cepal destacan que, “al cuarto trimestre de 2021 el número de trabajadores ocupados no asalariados aún no alcanzaba los niveles de ocupación del cuarto trimestre de 2019 (antes de la crisis), mientras que el número de trabajadores asalariados al cuarto trimestre de 2021 superaba aquel de 2019”.

La pandemia del COVID –19 golpeó a todos los sectores de la economía con un impacto directo en el empleo y por consiguiente a sus familias. El impacto fue mayor para los trabajadores independientes ya que la exposición de este segmento a la crisis, aumentó, al no tener un ingreso fijo garantizado. Un trabajador independiente es aquel que no está vinculado a ninguna estructura corporativa que le garantice un ingreso fijo periódicamente.

Durante el primer trimestre del 2022, las personas con un empleo informal ascendieron a 31 millones de trabajadores, según datos publicados por el INEGI.

Entendiendo que se entiende como empleo informal a la actividad económica sin acceso a los servicios de salud ni las prestaciones laborales.

Dicho monto representó 55.2% de la población ocupada en el país, lo que significó un aumento de 1.8 millones respecto al mismo lapso de 2021.

Según la Encuesta Nacional de empleo, las entidades con mayor tasa de informalidad son: Oaxaca (81.3%), Guerrero (78.1%) y Chiapas (73.8%).

Las que menor tasa de informalidad durante el primer trimestre fueron: Coahuila de Zaragoza (34%), Chihuahua (35.1%), Nuevo León (36.7%), Baja California (37.9%) y Baja California Sur (38.5%).

Durante los primeros tres meses del año, un total de 56.1 millones de personas se encontraban ocupadas. Lo que representa 3.1 millones más con relación al mismo trimestre de 2021.

No obstante que la pandemia y los confinamientos que implicó provocaron una baja importante en los niveles de informalidad laboral, la recuperación del empleo estuvo acompañada de la recuperación del trabajo informal. Todavía más de la mitad de los trabajadores mexicanos están en la informalidad.

Esta situación se explica, según la Cepal y la OIT, debido a que las mujeres se siguen ocupando de la mayoría del trabajo de cuidado de personas enfermas, de la infancia y de personas mayores.

En México, las mujeres se encargan del 73% del trabajo del hogar y de cuidados no remunerado, mientras que los hombres se responsabilizan de sólo el 27 por ciento. Esta carga desproporcionada contribuye a que menos mujeres tengan tiempo de prepararse para conseguir un empleo, enviar currículums, presentarse a las entrevistas y, finalmente, laborar con un salario.

Durante el mes de mayo el mercado laboral se debilitó al perder 500,000 empleos. La Población Ocupada pasó de 57.7 millones en abril a 57.2 millones.

Casi 60% del empleo perdido, en agricultura, pesca y ganadería; el resto, en el sector servicios, reportó INEGI. El sector laboral entró en un bache.

E l mercado laboral pausó la creación de empleos en mayo con la salida de más de medio millón de personas de la Población Ocupada. Esta contracción se presenta después de que en el mes previo se reportara un crecimiento de un millón de puestos de trabajo, interrumpiendo tres meses de saldos positivos. Con esto, la Población Ocupada pasó de 57.7 millones de personas en abril a 57.2 millones en mayo.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close