Entretenimiento

Los famosos y sus extrañas obsesiones

Luis Miguel tiene una compulsión por verse simétrico

Los famosos también sufren y aunque parezca título de telenovela esto es verdad porque hay Trastornos Obsesivos Compulsivos (TOC), es decir,  extrañas obsesiones que atormentan día a día sus vidas en ocasiones haciendo su existencia de miseria.

Los TOC son un desorden mental que sufre alrededor del 3 por ciento de la población mundial y esto es una conducta compulsiva repetitiva que puede ser moderada, media o exagerada en temores infundados que les provocan a los que la padecen obsesiones que pueden impedirles el desarrollo de su vida diaria.

Tal es el caso de Luis Miguel quien tiene un trastorno de simetría y siempre busca proyectar una imagen de simetría al grado que la ropa que compra le provoca un problema porque esta debe ser lisa o mostrar perfectos grados simétricos par que no le provoque una compulsión que lo pueda llevar a una obsesión mayor.

David Beckham tiene una extraña obsesión de acomodar todas sus pertenencias por colores y siempre en número par porque padece un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) y esto lleva a gastar 356 calzones al año, es decir, todos los días estrena ropa interior.

Cristina Aguilera es la más cochina del mundo y ahora que estamos en contingencia es la peor porque ella no suele lavarse las manos después de ir al baño, esto sin importarle que haga del número 1 o 2, la rubia olvida lavarse las extremidades inferiores aunque alguna vez se le haya roro el papel al limpiarse la colibrí.

Las obsesiones de Roberto Carlos le han impedido ganar millones de pesos en ventas porque prefiere no trabajar cuando hay luna menguante y esto engloba conciertos, firmas de contratos ni grabaciones. La obsesión del brasileño va más allá y por ello solo usa ropa de color blanco y azul celeste y las personas 2ue lo rodean también tienen que hacerlo para estar en armonía con él.

Johnny Deep tiene un extraño hábito de colección pues aunque usted no lo crea, en vez de coleccionar timbres postales o cosas de hombres, el actor tiene una gran colección de muñecas Barbie. Johnny refiere que tener este tipo de muñecas le da tranquilidad a su trastornada personalidad. Hay que sumarle que este internacional actor también le tema a las arañas y los payasos.

Alfredo Palacios padecía una extraño trasformo de dismorfia que parece lo llevo a ganar problemas de salud. La obsesión del ex titular del programa radiofónico “Salud y belleza” de no estar conforme con su fisionomía  lo llevó a someterse a muchos procedimientos estéticos para modificar su apariencia.

La que de plano no se sabe si está mal de la cabeza o si su obsesión la llevo a encontrar uno de los tratamientos más efectivos de belleza es el caso de Demi Moore, quien para conservar su belleza deja que varias sanguijuelas la muerdan y purifiquen su sangre.

Adal Ramones es otro de los famosos que tiene una vida regida por sus obsesiones pues quien lo recuerda haciéndose el hombre para atrás en pleno monólogo y esto se debe a que sufre a que sufre un trastorno de simetría y tiene que autocorregirse la postura en la región escapular.

Leonardo DiCaprio no usa desodorante porque los considera antinaturales, él está convencido de que su misión en el mundo es causar bajas pasiones y de paso conservar el agua, por esta razón, el actor solo se baña una vez a la semana. La cosa no está nada sencilla para este hombre pues aparte de este extraño hábito, tiene el TOC de abrir y cerrar las puertas varias veces y de contar los chicles que están pegados en las aceras por las cuales camina.

Otro que se conserva en mugre es Brad Pitt pues él también es lo que prefiere morir hediondo que gastar su guapura y por ello no se baña más que si es necesario. Se comenta que el actor solo visita la regadera una vez a la semana lo necesite o no, sin duda es una extraña obsesión de guapo famoso y millonario.

Cameron Díaz debe estar sufriendo mucho ahora con la pandemia porque ya antes era obsesiva con el lavado de manos y ahora a raíz de esta epidemia de Covid-19  debe estar que enloquece porque se debe estar lavando las manos por lo menos cien veces al día.

Michael Jackson era un excéntrico incontrolable y de entre sus más extrañas costumbres estaba la de dormir en una cámara de oxígeno para conservarse sano. Es una pena que esta obsesión y la de tomar ansiolíticos y docenas de tazas de café al día haya sido la causa de su muerte.

Madonna es la reina del excusado y no porque sufre de constante diarrea, sino porque tiene el extraño hábito de pedirle a los hoteles donde se hospeda que cambien y destruyan la taza del baño cada vez que deja la habitación porque no quiere dejar vestigios de sus desechos para que se comercialicen.

Los TOC son obsesiones que te pueden llevar a tener una vida en perfecciones, pero si no las controlas, pueden hacer de tu vida una obsesión al borde del suicidio o la marginación social.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Close
Back to top button
Close