Entretenimiento

TV o no TV

El futbol empezó a transmitirse en la televisión a partir del segundo lustro de los años cincuenta del siglo pasado de manera discontinua, pero desde principios de los sesenta, se volvieron habituales las emisiones dominicales en las que se apreciaban los juegos del Campeonato de Liga, preferentemente desde el Estadio de la Ciudad Universitaria; luego, a mediados de esa década, también se hicieron permanentes las señales que llegaban de Toluca, para disfrutar los encuentros desde la Bombonera y después, ya con las microondas, los sábados por la noche era factible contemplar a los equipos de Jalisco. La TV era entonces la caja de resonancia del balompié mexicano y se quedó así por años. En 1968 un grupo de industriales regiomontanos creó Televisión Independiente de México y en 1973 se fusionó con Telesistema Mexicano, para fundar Televisa, que obtuvo un poderío impresionante en cuanto a la difusión del futbol.

Paralelamente a esto, Canal 13 compitió con ellos y en noviembre-diciembre de 1973 obtuvo su primer triunfo, cuando arrebató a Televisa los derechos de transmisión del Premundial de Haití, que fue narrado por el joven José Ramón Fernández y que trajo dos sinsabores a los aficionados a este deporte: primero, la mala calidad de producción, pues los camarógrafos y el equipo técnico eran estadounidenses que desconocían el soccer y segundo, la eliminación de la Selección Mexicana para el Mundial de Alemania Occidental 1974. José Ramón inauguró el programa “DeporTV” y empezó a conseguir contratos por ejemplo con el Zacatepec –entonces en Primera División-, para llevar a la pantalla sus partidos del domingo por la tarde, a lo largo de las siguientes décadas, obtendrían buenos campanazos, tras firmar a las Chivas del Guadalajara y a los Pumas de la Universidad para emitir sus juegos. Así se quedaron décadas, con Televisa y luego Canal 13 que después se convirtió en Imevisión y posteriormente en TV Azteca, como las dos cadenas nacionales que distribuían el futbol a las pantallas.

El 25 de mayo de 2018 se sabía que el Monterrey había concluido su contrato con Televisa y decidía firmar con Fox Sports, por lo que por primera vez en la historia, el balompié salía de la televisión abierta para irse a la de paga, pues para tener acceso a esos canales había que estar suscrito por fuerza a sistemas de cable o satelital, por los cuales hay que sufragar una cantidad periódica. Aquí habría que señalar que Chivas estuvo a punto de hacer lo mismo desde 2016 según reveló José Luis Higuera y en 2017, como declaró Jorge Vergara Madrigal, pero no ocurrió. Posteriormente, varios equipos como León, Xolos de Tijuana, Pachuca, Querétaro y Santos, también se irían a esa empresa de la familia de Rupert Murdoch; asimismo, ESPN igualmente entró al juego y otras escuadras signaron con ellos. Entonces, el soccer empezó a alejarse de quienes no tenían dinero para pagar esas exclusivas señales.

Pero las cosas se complicaron aún más, cuando aunque se tuviera suscripción a ellas, algunos partidos se transmitían sólo por Sky, después Jorge Vergara creó “Chivas TV” y había que suscribirse con ellos para ver los cotejos del Rebaño y luego ocurrieron situaciones más difíciles, pues aunque se contara con Izzi (antes Cablevisión), los juegos de Chivas, Atlas y Tigres que iban por el canal 503 denominado Izziaficionados, salieron de la órbita del paquete básico de esa empresa y se convirtió en de paga. Fox Sports hizo un movimiento similar al estrenar Fox Premium y la cereza del pastel, apareció con Vix, que es una app por donde ya pasaron de manera exclusiva al Guadalajara y a la UNAM.

Entonces, sin contar que la Championes League salió de Fox Sports para irse a HBO, si se desea ver todo el futbol nacional y europeo, hay que estar suscritos a diversas cadenas, apps y otras señales, que hacen caer en la pregunta: ¿No son los patrocinadores los que al final cargan con los costos de una transmisión para llegar a un sector del público con su producto? Y consecuentemente ¿No es mejor para esos patrocinadores que los vean en televisión abierta donde toda la gente que tiene un aparato receptor tiene acceso, a restringirlo a quienes sólo gozan de un segmento? Extraños negocios.

Todo esto es legal, lo único que se intenta demostrar, es que el futbol poco a poco se queda fuera del alcance de quien no tiene recursos para pagar sistemas exclusivos; como un ejemplo, así se vio la fecha 3 del Apertura 2022: América-Toluca (TUDN), Puebla-León (Azteca 7), Juárez-Querétaro (Fox Sports), Atlas-Cruz Azul (TUDN, Canal 5 y Azteca 7), Santos-Guadalajara (TUDN, Canal 5 y Azteca 7), UNAM-Necaxa (Vix), San Luis-Monterrey (ESPN), Tigres-Xolos (TUDN) y Mazatlán- Pachuca (Fox Sports), es decir, sólo el 33 por ciento de los juegos se vio en televisión abierta, uno de cada tres.

Preocupa que el balompié, que además de muchos temas es válvula de escape social, se aparte cada vez más de las multitudes. ¿Ya habrán pensado en eso?

Dios mediante ¿Le parece que nos encontremos aquí la próxima quincena?

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar

Close
Back to top button
Close