Del día

8 de cada 10 mexicanos laboran más tiempo del que deberían

Los empleados no deben trabajar más de 48 horas semanales, aunque la mayoría lo hacen

Aquí hay hora de entrada, pero no de salida”. 

Esta es una frase arraigada en el mundo del trabajo y se traduce en jornadas laborales extensas y poca posibilidad de gestión del tiempo para las personas. 

De acuerdo con un estudio de Adecco Group, el 80% de los empleados en el mundo sigue laborando después de su horario de trabajo en promedio tres días por semana.

Esta cifra es reconocida por los propios empleadores, según los resultados del informe Desconectarse para reconectar. 

Al mismo tiempo, las empresas a nivel global también aseguran que el 60% de los colaboradores revisa su correo electrónico hasta cuatro veces por semana después de concluir su jornada de trabajo.

“Es un hecho que las formas de trabajar han evolucionado desde la pandemia, pero evidentemente esto trae cambios en el comportamiento de los colaboradores, es entonces cuando se presentan desafíos en las compañías para promover el bienestar del personal”, opina Salvador de Antuñano, director de Recursos Humanos de Adecco.

Un punto importante es que las personas reportan más dificultades para desconectarse en la oficina que cuando trabajan desde casa. 

La fuerza laboral de Latinoamérica figura entre las que experimentan mayores barreras para terminar su jornada en el horario establecido cuando se trabaja en la oficina. 

Entre más grande es la empresa, mayores son las cargas laborales que exceden las capacidades de las personas.

La extensión de las jornadas de trabajo es algo que se confirma también con cifras oficiales. 

En el caso específico de México, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) muestra que en el último mes 697,322 personas se sumaron a la población de asalariados que trabaja más de 48 horas por semana, el límite establecido en la legislación, para sumar un universo de 10.9 millones de personas.

La investigación de Adecco evidencia que cuatro de cada 10 empresas en el mundo reconocen que a raíz de la pandemia los colaboradores han tenido “más trabajo que sacar adelante”. 

La fuerza laboral en Latinoamérica suele tener más dificultades para desconectarse del trabajo en comparación con los trabajadores de economías como España, Suiza o Estados Unidos.

“Quizá no resulte sorprendente que sea la generación más joven y con más destrezas tecnológicas (la generación Z) la que más probabilidad tiene de trabajar fuera de su horario laboral: el 61% trabajó y el 69% comprobó su correo electrónico. Además, el estudio ha dejado patente que cuanto más trabajaban los trabajadores fuera del horario laboral más estresados estaban y más dificultades tenían para desconectar del trabajo”, se indica en el estudio.

Entre las actividades que los propios trabajadores consideran como rutas de escape al trabajo, destacan:

  • Convivencia con amigos y familiares
  • Ver televisión
  • Hacer ejercicio
  • Escuchar música
  • Hablar con amigos

Lee la nota completa en El Economista 

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar

Close
Back to top button
Close