Investigaciones especiales

Guillermina López Sierra:  cacicazgos sindicales, estorbar y perjudican   

El sindicalismo en México atraviesa por un debilitamiento que requiere una nueva dinámica para fortalecer la actividad sindical y la negociación colectiva que son básicas para enfrentar la desigualdad en el mundo laboral.

Aspirante a convertirse en secretaria general de la Sección 15 del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, Guillermina López Sierra manifiesta que “una representación sindical es el mecanismo para la defensa de los derechos de los compañeros ante las autoridades y quien debe hacer valer sus derechos de cualquier situación en la cual se encuentren vulnerables los trabajadores”.

En entrevista con RS y al evaluar lo que le ha faltado al SUTGCDMX para crecer, su opinión es:

Primero que nada, voluntad para representar dignamente a los Trabajadores. Representantes verdaderamente comprometidos con la base trabajadora que velen realmente por nuestros derechos adquiridos conforme a la Ley y las Condiciones Generales de Trabajo.

Y también le hace falta y urge el cambio de los 40 dirigentes seccionales para así poder crecer como sindicato. Ya que hasta el momento los representantes que tenemos y que no se quieren ir. Sólo están entorpeciendo el crecimiento de nuestro sindicato que lo tienen secuestrado desde hace tiempo.

Agrega: Eso es lo que realmente le hace falta a nuestro Sindicato,  una restructuración total porque de no ser así la organización que por muchos años fue muy representativa y el soparte político y laboral de más de ciento diez mil trabajadores, estará condenado a desaparecer.

Nombre:

Guillermina López Sierra tiene 30 años de servicio como trabajadora en la alcaldía Tláhuac y pertenece al padrón de la sección sindical # 15 desde que ingresó a las filas del sindicalismo.

Ha sido Delega Sindical de la sección en la alcaldía Tláhuac por 9 años. Primero, en la gestión de Armado Castrejón Carreón de1998 a 2001, ocupó la cartera de vivienda.

Posteriormente entre los años 2004 al 2007, durante la gestión de la secretaría Elvia Rivero, estuve como delegada sindical en Tláhuac.

También se desempeñó en la cartera de Secretaria de Acción Femenil de 2007 al 2010 cuando la Secretaría General estuvo a cargo de Rubén Alcantar Piña.

Del 2010 al 2013 como delegada sindical en Tláhuac, de dicha sección sindical

Con esos antecedentes considera que es oportuno, siempre en atención y servicio con la base trabajadora, buscar ser representante de la Sección 15.

POLARIZACIÓN QUE DAÑA

López Sierra lamenta que el sindicato, que tuvo un reconocimiento como una organización ejemplar, esté polarizado y amafiado. Ha sido secuestrado por pseudo representantes que pretenden perpetuarse en el poder, cuando debería de ser una institución que proteja y garantice los derechos laborales de todos los afiliados.

Somos una organización, agrega, en donde concurrimos trabajadores que llevamos años de estarnos viendo, de trabajar juntos, de convivir. Eso debería ser un motivo suficiente para evitar las confrontaciones y los ataques.

En teoría tenemos las mismas aspiraciones de conseguir un mejor de nivel de vida, lo que debiera hacernos estar unidos para luchar por los mismos objetivos y principios.

Hacerlo de tal manera que en este ámbito se practique la fraternidad entre los representantes y los representados, cosa que en el SUTGCDMX no sucede por desconocimiento o soberbia de los dirigentes.

Lo peor, continúa, es que afuera y en otras organizaciones ven al Sindicato del Gobierno de la Ciudad de México como una organización débil a causa de los enfrentamientos, las pugnas y los hechos violentos que ocurren. Ese no es un buen mensaje para nadie.

Imagínese usted, señorita, en qué concepto nos tienen las mismas autoridades que nos saben enfrentados y divididos.

Si usted me preguntara cómo se ve al SUTGCDMX, mi respuesta es: Más bien ni se ve, ni se oye, ni se escucha. Y por qué digo esto, porque lamentablemente después de varias marchas, manifestaciones y reclamos justo de diferentes grupos de trabajadores, el sindicato no ha movido ni un dedo para atender las necesidades que como trabajadores estamos padeciendo.

El sindicato no se ve, ni se oye, ni se escucha. Lo afirmo categóricamente.

López Sierra ya no espera la siguiente pregunta y manifiesta  “prueba de ello hoy tenemos un rezago en varios rubros que quiero mencionar, falta de revisión de las Condiciones Generales de Trabajo, que por más de nueve años no se han revisado. La implementación del programa del escalafón que tiene que ser conforme a la Ley y no al mal llamado escalafón digital.

Pero también la falta de entrega de vestuario que por más de tres años no se les ha entregado, las plazas por defunción, el tema de la Caja de Prevención Social (nómina 5).

AUSENCIA, ES LA RESPUESTA

Ya entrada en el tema, Guillermina López dice que durante esta pandemia del COVID-19, que aún no termina y amenaza con extenderse indefinidamente, los secretarios generales y la Comisión Mixta de Higiene y Seguridad brillaron por su ausencia, “por eso digo que el sindicato debe estar mejor representado”.

Guille, “dígame así porque toda la gente me llama de esa manera”, actualmente es la presidenta de una Asociación Civil llamada DIME (Desarrollo Integral Familia).

Expresa: Estamos ayudando y fortaleciendo a familias y a personas en general. Así como tenemos trabajando un proyecto de productos para el cuidado personal, con personas de diferentes comunidades.

Estamos empoderando y generando fuentes de empleo para las familias.

¿Qué características debe tener un dirigente?

Tener cualidades para poder dirigir y administrar las causas de los representados, mirando siempre en un beneficio común, que le permita al dirigente consolidar su liderazgo. Y una vez consolidado el liderazgo, el cual le dará el soporte para trascender a otro plano en la política laboral, para continuar abriendo oportunidades de desarrollo para sus representados.

¿Diferencia entre dirigente y líder?

Dirigente es la persona que te explica qué realizar y tomar decisiones para el avance del grupo, así mismo dependiendo del resultado de su trabajo como responsable del encargo que se tenga, dará lugar a adoptar la función de un líder.

En otras palabras, el ser un buen dirigente te lleva a ser un buen líder.

Líder es el que escucha a su grupo o equipo y te enseña a realizar las cosas y permite opinar y motivar a los demás para alcanzar o lograr los objetivos para un bien común.

Es decir, si no eres un buen dirigente, jamás podrás aspirar a ser un buen líder. Y es precisamente de lo que hoy carece la dirigencia sindical. Por lo que a mí respecta, ante estas dos exposiciones tengo muy claro cuál será mi papel como dirigente de la sección sindical número 15 “Oficinas superiores e intendencia”.

A propósito del término de intendencia, expresa Guillermina López, esta función que se realizaba en las oficinas superiores del aquel entonces Departamento Distrito Federal al día de hoy, dejaron de existir y ahora estás funciones las realizan empresas privadas que vinieron a desplazar a mis compañeros de aquel entonces. Y a esta acción se le llama privatización de los servicios y que en la actualidad se siguen llevando a cabo en perjuicio de los trabajadores sindicalizados.

López Sierra estudió diferentes ramas de la Danza cómo

Ballet, Hawaiano, Tahitiano, Danza Azteca, Concheros y Danza Regional. Impartió clases en su comunidad durante 20 años a niñas (os) desde 3 años de edad, hasta personas de 30 y 40 años.

Teniendo presentaciones quincenales o mensuales en diferentes escenarios como en el Palacio de los Deportes así como en televisión en el programa Estampas de México.

¿Qué se dice y se escucha de la gente respecto al sindicato?

Qué no apoyan y no sirven para nada. Que únicamente se dedican a cobrar cuotas sindicales, que por cierto no rinden cuentas como es su obligación de los representantes de acuerdo a los estatutos, los cuales dicen que cuando menos deberán rendir su informe de labores cada seis meses o una vez por año y que cada vez está más devaluada su representación.

Y por ende ya no representa una garantía para la defensa de los derechos laborales de todos los agremiados,

Tan es así que el trabajador ya no cree en sus dizque representantes que es así como los llaman, aun cuando los actuales dirigentes digan lo contrario. Los trabajadores están decepcionados de la representación sindical y esto ha dado motivo para que los trabajadores pierdan el interés de participar en la toma de decisiones.

Por ejemplo en la elección de su representante sindical la apatía y el desinterés que están mostrando los trabajadores son graves.

La dirigencia del sindicato ha hecho creer a los representantes sindicales que los trabajadores estamos bien, cuando no es así.

Sin falsas posturas puedo decirle, señorita, que es por ello que su servidora ha tomado la iniciativa de abanderar las causas de los trabajadores de la sección 15, con la convicción de que se pueden hacer valer nuestro derecho laborales y mejorar en nuestras prestaciones.

¿Qué se quiere del sindicato?

Honestidad, transparencia certeza. O más bien no sé si su pregunta sea enfocada a qué espera el trabajador del sindicato o yo como trabajador qué quiero del sindicato, ante esta pregunta te diré que el trabajador siempre espera algo que les ayude a tener mejor estabilidad laboral y económica para el sustento de su familia, mejorar en sus prestaciones, tener un ascenso laboral un reconocimiento a su esfuerzo diario en sus labores y todos esto se traduce en lo que requiero o espero del sindicato.

Por el contrario con la falta atención de mis necesidades, se pierde la confianza al dirigente sindical y si por otro lado no le exijo a lo que tengo derecho por estar afiliado al sindicato y además con la aportación de la cuota sindical, caemos al círculo vicioso en el que hoy estamos inmersos.

Por su parte ¿Qué propuesta ofreces al trabajador?

Retomar las asambleas generales mínimo una vez al año. Visitar directamente a los trabajadores en su centro laboral. Escuchar las necesidades y darle solución.

Realizar eventos dignos.  Y festejos a las mamás y a los papás. Realizar guardias sindicales para sábados y domingos para los mismos trabajadores.

Capacitar al Comité Seccional para representar y que aprenda y sepa aplicar las Condiciones Generales de Trabajo. Concientizarlos que tienen derechos pero también obligaciones.

Que con los hechos superen las palabras, Darle a los trabajadores lo que les corresponda.

Que las asambleas sean informativas. Especialmente transparencia en la utilización de los recursos y cuotas.

Buscar alternativas y mecanismos que nos ayuden a mejorar nuestro ingreso salarial.

¿Está dispuesto a cumplir?

Guillermina López Sierra o como la mayoría de mis compañeros me conocen como Guille, está dispuesta a poner todo su esfuerzo y empeño al compromiso que tendré con mis compañeros trabajadores de la sección 15 si es que así lo deciden en las urnas, todo al 100% y de calidad para que los hechos superen las palabras

Trabajando en unidad con los agremiados y el comité seccional podremos fortalecer el trabajo de una servidora y a la vez recuperar la confianza de los trabajadores de la sección 15.

Por último, hago un llamado atento y respetuosos a mis compañeros de la sección 15 para dejar a un lado la apatía y las diferencias personales y sumarnos a la participación activa de no más reelecciones, pues de ello dependerá que logremos acabar con el monopolio que tiene secuestrada nuestra sección y que de manera conjunta logremos el verdadero cambio de un sindicato democrático, incluyente y trasparente en la rendición de cuentas.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close