Editorial

Comunicar, un privilegio

Informar, es una tarea que involucra la responsabilidad de evitar sesgos o tergiversar el contexto en que se producen los acontecimientos

Con el privilegio de comunicar, lector, el equipo de trabajo que conforma RS pone a su alcance la edición número 100 de un trabajo colectivo para mantenerlo informado.

Basados en reglas y normas, en valores y principios, entramos a una etapa profesional donde el compromiso sigue siendo entregarle contenidos del interés colectivo.

Involucrar el acontecer del espectro laboral, principal materia prima de nuestros trabajos, implica una responsabilidad que mantenemos vigente y fortalecida.

Al presentar testimonios de la vida sindical, donde se involucra la relación indivisible de quienes ofrecen espacios para desempeñar tareas y de quienes las cumplen, se logra analizar y reseñar esfuerzos conjuntos.

La complejidad del universo sindical implica críticas y opiniones que, seguramente, dividen los puntos de vista.

Sin embargo, puede usted estar seguro de que el objetivo principal es mantenerlo informado y allegarle elementos que permitan tener un reseña de la realidad.

Informar, es una tarea que involucra la responsabilidad de evitar sesgos o tergiversar el contexto en que se producen los acontecimientos que se presentan, relatan y analizan.

La credibilidad en el sustento de las noticias, reportajes, columnas, opiniones y análisis que se presentan en RS implica un compromiso que es garantía de una tarea en la que las fobias no tienen cabida.

Al vernos favorecidos con su participación, lector, asumimos una responsabilidad donde no hay espacio para la intriga o las descalificaciones que desvirtúen el testimonio de los protagonistas.

Quienes asumimos, por propia voluntad, la tarea de referir el acontecer laboral de nuestro país, no somos omisos de recibir críticas y comentarios que no coincidan con el material que se pone a su disposición.

Sabemos que existen puntos divergentes y son bienvenidos porque nutren la relación del proceso de quien emite y quien recibe la información.

Claramente tenemos presente que no hay verdades absolutas ni hechos que puedan ser vistos desde otros ángulos que pudieran estar ausentes del acontecer.

Siempre habrá diferentes ópticas y puntos de vista, pero el trabajo que aquí se entrega está alejado de la manipulación que desfigure hechos referidos que se basan en investigaciones, documentos y testimonio ofrecidos por los involucrados.

El esfuerzo desplegado por un equipo de profesionales de un grupo multidisciplinario tiene como principal y único compromiso el mantenerlo informado verazmente.

Las páginas y el contenido de RS están sujetos a la permanente evaluación de quienes nos favorecen al dedicarnos tiempo y espacio para conocer los contenidos que quincenalmente ponemos a su alcance.

Presentar el esfuerzo de empresarios que generan empleos y la lucha de quienes asumen el compromiso de mejorar los niveles de vida de los trabajadores con una representación sindical, siempre será motivo de polémica.

Pero no podemos, ni queremos, estar ausentes de una realidad en la que el trabajador siempre tiene un motivo para alzar la voz y hacer saber el entorno que lo rodea.

Aquí ratificamos el compromiso de ser un espacio en el que se hagan saber los progresos y los retrocesos del mundo laboral.

Somos protagonistas en la construcción de una nueva sociedad auténticamente democrática. Por tanto, no podemos ser ajenos a reclamos donde la justicia, la igualdad, el derecho a la salud, el derecho a la educación, el derecho a la participación y muchas aspiraciones más, se quebranten.

Cada grupo, cada uno de quienes aportan su fuerza de trabajo, siempre tendrán algo que expresar. La mayor de las ocasiones con manifestaciones colectivas o individuales donde se señalen las injusticias y los abusos.

Trasmitir esas inconformidades o logros en las condiciones generales de trabajo, son dignas de tener un espacio para darlas a conocer. Aquí caben todos los puntos de vista y de opinión.

En el ámbito de la comunicación hay principios ineludibles, nosotros admitimos la crítica, no la censura.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close