Del día

Solo 14% de la población está afiliada a un sindicato

Los jóvenes son los que menos acceso tienen a este tipo de organizaciones

De acuerdo con datos del OTD, ocho de cada 10 trabajadores y trabajadoras en el país no pertenecen a un sindicato, es decir, más de 29 millones de personas son ajenas a la vida sindical. Si se trata de la fuerza laboral joven, esta proporción se eleva 93 por ciento.

El 86% de la población que traba en México no está afiliada aun sindicato, señaló el Observatorio de Trabajo Digno (OTD). Y el resto, que son 14% de los trabajadores, está en medio de una lucha para democratizar la organización sindical a la que pertenece.

La reforma laboral de 2019 estableció nuevas condiciones para los sindicatos, como la prohibición a las dirigencias de eternizarse en el poder, así como el impedimento a los patrones de obstaculizar o coaccionar la vida sindical en sus centros laborales.

La expulsión de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) de la planta General Motors (GM) en Silao, Guanajuato, es uno de los principales ejemplos de cómo está funcionando la reforma laboral.

Panasonic es otra empresa cuyos trabajadores votaron para dejar la CTM mediante el voto libre, director y secreto; estas acciones están replicándose en otras empresas, donde los empleados buscan un sindicato independiente y democrático, lejos del charrismo.

Jóvenes, los que no conocen el sindicalismo 

Más de 29.5 millones de personas asalariadas no están integradas a un sindicato, lo que representa el 86% de este grupo de la población ocupada, según el Observatorio de Trabajo Digno (OTD).

El porcentaje de personas sin afiliación sindical se eleva en la población joven, renglón en el que llega al 93 porciento. “En México, la experiencia del sindicalismo ha sido muy negativa por organizaciones corruptas que no defienden a las y los trabajadores. La corrupción sindical y el bajo nivel de organización y afiliación explican en parte el deterioro del sistema laboral”, señala el OTD.

“La CTM es la central más histórica. No fue este movimiento el que alejó a los jóvenes del sindicalismo”, dice Alejandro Martínez, dirigente del SNAC. Hace unas semanas, “acudimos a una empresa de call center y de casi 2,000 trabajadores sólo 30 no se quisieron afiliar”, el 85% de ese personal es de la generación centennial, explica.

“Lo que vimos es que los jóvenes tienen hambre de justicia laboral. Esa generación regresará al sindicalismo, un movimiento que acogió grandes cambios en el mundo, como la Revolución Rusa, para bien o mal”, agrega.

La CTM “tiene los contratos más ricos del país, es la central que por décadas le ha dado estabilidad a los mexicanos. Pero como es muy grande, siempre habrá gente que no hace bien las cosas”.

Lee la nota completa en El Economista 

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close