Del día

Empresas encuentran lagunas en ley de teletrabajo, y las aprovechan

El modelo 3-2-2 ha sido una solución para incumplir con los pagos adicionales que tendrían que hacer los empleadores

A un año de la entrada en vigor de la reforma de teletrabajo, las empresas están planteando continuar con el home office, pero sin aplicar la ley.

Una investigación de la firma Talent Solutions de ManpowerGroup y Everest señala que el modelo 3-2-2 (tres días de oficina, dos días en casa y dos días de descanso) está predominando en los modelos híbridos de las empresas.

Pero este esquema con dos días de trabajo en casa representa solo 40% de la jornada laboral.

Este es límite establecido por la reforma de teletrabajo, para que no se apliquen las disposiciones de la Ley Federal del Trabajo en esta materia.

“Hay una arquitectura legal para evadir el cumplimiento de la reforma de teletrabajo, que sobretodo tiene al menos tres objetivos.

“El primero es la protección de el o la trabajadora que realiza el trabajo a distancia para que las obligaciones patronales no desaparezcan, en especial en cuanto al equipamiento que tiene que recibir el trabajador para sus funciones.

“Otro aspecto tiene que ver con evitar la extensión de las jornadas laborales y un tercer aspecto es la seguridad y salud en el trabajo”, expone el abogado laboralista Manuel Fuentes Muñiz.

El 12 de enero de 2021 entró en vigor la reforma de teletrabajo; un año después no hay mucha claridad sobre el cumplimiento.

La ley establece que las empresas deben dar las herramientas de trabajo y costear los gastos de telecomunicaciones, además de dar una parte proporcional del gasto de luz.

Sin embargo, la ley señalan que esto solo sera aplicable si el trabajador labora más de 40% de su jornada laboral en casa

Y el modelo laboral 3-2-2 que se adopta con más frecuencia no rebasa el porcentaje fijado en la LFT.

Manuel Fuentes aseguró que con este modelo se pierden los objetivos de la reforma.

“Estos tres elementos son los que se diluyen en una relación como la que se plantea con el esquema 3-2-2, en la que finalmente estar laborando dos días a la semana desde casa, no se rebasa el 40%”, apunta el especialista.

Interpretaciones de la ley laboral

A pocos días de la publicación de la nueva ley, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) dijo que estas nuevas disposiciones no eran aplicables en la pandemia.

La dependencia explicó que el teletrabajo era más obligado que intencional y por eso no se debía cumplir con la ley.

Un año después ya hay mayor movilidad y los semáforos epidemiológicos permitieron la reapertura de las oficinas.

Por ello, quienes mantienen el esquema de home office por decisión, deben cumplir con las reglas establecidas en la ley.

“El teletrabajo no dejó de ser teletrabajo por un tema de contingencia. Entonces, si tú cumples con todos los supuestos que marca la reforma, es decir, representa más del 40% de tu horario y es a través del uso de tecnologías de la información, es teletrabajo independientemente del motivo”, expuso Jimena Sánchez, socia de la firma D&M Abogados

A diferencia de Fuentes, la abogada aseguró que el modelo 3-2-2 permite mantener la flexibilidad laboral,

Pero este modelo no está obligado a cumplir con que establece la ley.

“La mayoría de los formatos de trabajo que tenemos son cinco días de trabajo por dos de descanso. Eso quiere decir que nosotros distribuimos nuestra jornada de 48 horas en cinco días en lugar de seis, que es la regla general.

“Entonces, si nosotros trabajamos desde nuestra casa dos días y tres días vamos a la oficina, no estamos en la figura del teletrabajo porque no representa más del 40 por ciento.

“Aún con ese esquema híbrido, los patrones estarían exentos del pago de los gastos, de asignar las herramientas de trabajo”, explica la especialista.

Prestaciones en lugar de esquema

Sara Morgan, especialista en Derecho Laboral y consultora independiente, aseguró que el modelo híbrido 3-2-2 se convertirá en una prestación superior a la ley.

“Se trata de que trabajadores y empresas se sientan cómodos con sus maneras de trabajar y que les convenga a los dos.

“Si a un trabajador le conviene, quizá no cubrir el 40% en su casa porque no se puede, pero cubrir un 30% o un 20%, le estás ayudando al trabajador.

“En ese aspecto no hay una contradicción, la ley no prohíbe que las personas vayan dos días a casa, sólo indica que para considerarlo como teletrabajo tiene que rebasar el 40% del horario en casa”, explicó.

Pero Manuel Fuentes aseguró que la implementación ha evidenciado las lagunas legales de la reforma.

Por ello, dijo, se requiere de una nueva modificación, para que los trabajadores que están en modo remoto no queden desprotegidos.

“Debería una reforma de la reforma en donde se establezca que el 40% sea motivo de protección del trabajador, porque lo deja en el limbo, sin ningún tipo de responsabilidad del patrón hacia el trabajador. Ese modelo 3-2-2 es modelo que beneficia más al patrón que al trabajador”, opinó el especialista.

Con información de El Economista

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close