Opinión

Inclusión y Unidad

Son dos grandes palabras que nos invitan a reflexionar, muchos nos preguntamos si las entendiéramos realmente, nuestro entorno sería mucho mejor para todos, pero casi siempre entendemos sólo lo que queremos entender y no empleamos la contundencia de lo que encierran o quieren decir.

Unidad e inclusión, la hacemos resaltar, para ver si los que nos distinguen con la lectura de esta colaboración la llegan a analizar y a comprender; pero sobre todo a emplear para beneficio de todos en general y por así convenir a un beneficio en común.

Que es lo que quiere decir o se entiende por UNIDAD, según la Real Academia de la Lengua Española, unidad s. f, cada una de las cosas diferenciadas que se encuentran en un conjunto de varias partes homogéneas o estrictamente unidas que forman una toda invisible convergencia de pensamientos y sentimiento de magnitud tomada como termino de comparación al medir otra magnitud de la misma especie, fam. Unitario uno, una.

Por su parte INCLUIR v, tr. Poner una cosa dentro de otra, contener una cosa a otra. FAM. Inclusión, inclusive, incluso.

De ahí se deriva el exhorto a la inclusión y la unidad, la frase muy usada en los últimos tiempos por los líderes políticos, dirigentes sindicales y de la administración pública. Para los dirigentes del SUTGCDMX este exhorto debe ser una premisa, con la vista puesta en resolver el conflicto sindical de esta organización que históricamente, y está en los anales cronológicos del sindicato de servidores públicos del Gobierno de la Ciudad de México, han sabido resolver sus diferencias dentro del diálogo y la institucionalidad.

Estos son los deseos también de los más de 100 mil trabajadores encargados de proporcional los servicios públicos que requieren los habitantes de la capital del país, que se tenga una organización representativa de ellos, donde todos los que tengan aspiraciones a contender por algún cargo en el Comité Ejecutivo General del SUTGCDMX, estén dentro del quehacer sindical y reúnan los requisitos que se requieren para competir, sean considerados en esa unidad e inclusión, que ya dejen de estarse confrontando entre todas las fuerzas que tienen intereses de estar dentro de la dirigencia, hoy por hoy lo que más les conviene es marchar juntos y ver con esto por el bien de los trabajadores.

Se terminaron los tiempos de la complacencia y el bienestar defendiendo los intereses personales de todos los que dirigen y están dentro del Sindicato, no por el hecho de que ostentan una toma de nota otorgada por el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, lo cual los hace legalmente representantes pero no les da derecho a establecer y determinar la exclusión.

Además menospreciando y  desdeñando la experiencia de los que en otra etapa y en otro tiempo estuvieron también al frente de cada una de las 40 Secciones que los actuales ahora representan.

En su tiempo también contaron con su toma de nota y con el reconocimiento de los agremiados de cada uno de los rubros que la componen, los cuales fueron hasta cierto punto más apreciados queridos y respetados por las personas que representaron porque, en esos tiempos la corrupción no imperaba en la organización y era muy diferente el sistema.

No estaba viciado como ahora, lo cual no atribuimos toda la culpa a los que hoy los representan, sino que también fueron tentados y manipulados por los intereses mezquinos y desmedida ambición de poder y dinero de la última dirigencia coludida con la administración del anterior Jefe de Gobierno, particularmente del área de Administración de Personal.

Ahora al pasar del tiempo se ha descubierto toda la corrupción de que fueron objeto en detrimento de los trabajadores y del propio erario que fue el más perjudicado al saquear las arcas del gobierno y donde lastimosamente fueron cómplices todos los que hoy dirigen o están al frente de la organización, aunque fueron víctimas de la perversidad de quien manipuló la organización durante 18 años, donde gradualmente se vio crecer paulatinamente el deterioro y la corrupción no haciéndole daño solamente a la organización sindical sino a la parte principal, su gremio, el cual se vio afectado ya que le vendían todos los beneficios conferidos en sus Condiciones Generales de Trabajo.

En fin y para no hacer el cuento más largo, aunque hay mucho para argumentar, los secretarios también fueron víctimas donde, los más listos, según ellos, se despacharon con la cuchara grande y los menos listos se conformaron con las migajas que dejaron los culpables de que dicha organización este en un total deterioro o en ruinas.

Es por eso que los invitamos a que por el bien de los trabajadores y de la organización y para reconstruir la confianza y la credibilidad de los trabajadores, es importante que todos hagan un esfuerzo para lograr la INCLUCION Y LA UNIDAD, e incluir a las autoridades y a los trabajadores con el apoyo de la FSTSE.             

                                           

    

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Close
Back to top button
Close