Del día

Ocho grupos sindicales buscan el control del magisterio en Michoacán

Héctor Astudillo, dirigente de la sección 18 del SNTE, reconoce que la ruptura en el estado ha permitido que se creen distintos grupos

En el sistema educativo de Michoacán hay hasta 8 grupúsculos que tienen capacidad de gestora y resolución con la Secretaría de Educación del Estado, aseguró el dirigente de la sección 18 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Héctor Astudillo García.

En entrevista con La Voz de Michoacán , el líder reconoció que, como no existe unidad dentro del magisterio, los que ganan son el gobierno de Michoacán y la Secretaría de Educación local.

“Al no tener un sindicato con fuerza, entonces nuestras banderas prioritarias, que son la defensa de la escuela y la educación pública, se ven debilitadas, además de que la defensa de los derechos de los trabajadores se ven vulnerados”, aseguró.

Sin embargo, Astudillo García asegura que si se ratifica la gubernatura de Alfredo Ramírez, quizá se replique la buena relación que tiene el presidente Andrés Manuel López Obrador con el magisterio.

Al hacer un análisis de las condiciones en las que se encuentra este segmento en el estado, ve a un magisterio dividido y enfrentado.

“Ya no solamente es la lucha surgida en el 79 entre la CNTE y el SNTE, sino que ahora es la Coordinadora con todas sus variantes la A, la B, la C, y grupos institucionales que, al no verse reflejados en sus intereses, han decidido caminar de manera paralela a la línea institucional oficial”, reconoció Astudillo.

Y es que luego de que el gremio abrió la participación de los maestros se generaron varios grupos que están reconocidos ante de la dependencia educativa local.

“De todos los grupos que existen en Michoacán, sólo uno tiene la toma de nota. Sin embargo, se establecen acuerdos minutados con grupos cuya representación se inscribe en lo política y de entrada a esos acuerdos violentan relaciones entre trabajadores y patrones. Y segundo, viene a mermar el esfuerzo institucional por cuidar las políticas públicas en materia educativa, la relación con los padres de familia, y se generan apartados que tienen que ver con ideas de esos grupos de cómo posicionarse bien”, explica.

A pesar de eso, el dirigente sindical afirmó que sí deben existir las minutas entre la organización y el gobierno, pero se debe hacer con la representación legal de los trabajadores.

Astudillo García resaltó que las minutas se deben mantener, porque desde su juicio eso habla de la seriedad de los acuerdos entre ambas partes y permite que se cumplan los acuerdos entre ambas partes.

Y esto porque el SNTE ha padecido el hecho de no tener minutas de los acuerdos con las autoridades, lo que ha permitido que dichos acuerdos no se cumplan.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close