Con la puerta abierta

Tropezar con la misma piedra

Cuando en un pasado no muy lejano MORENA trató de elegir, y postular, un candidato para la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México vino una lucha cruenta en la que predominó la discriminación.

Unos de los primeros en dar la cara y anunciar que buscaría recibir la bendición, fue Ricardo Monreal Ávila que se desempeñaba como Jefe Delegacional en Cuauhtémoc.

El acelere que traía fue frenado por el candidato a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Tajante le dijo, le hizo sentir y le impuso un estate quieto para que dejara de insistir porque ya se había definido que Claudia Sheinbaum sería la agraciada.

El zacatecano amenazó con lanzarse con el apoyo de otro partido político y buscar el cargo.

Vinieron estiras y aflojas. Finalmente le hicieron la propuesta de ir al Senado de la República. Puso como condición ser el líder de la bancada de MORENA y le fue concedida.

Ahí tuvo que enfrentar una lucha cruenta con Martí Batres, quien presumía tener mayores merecimientos para liderar a sus compañeros legisladores. Fue una pelea sangrienta.

Pero el punto fundamental es que López Obrador lo vetó para ser Jefe de Gobierno de la capital del país.

Ahora de manera subliminal, pero más claro que el aire que se respira en la Ciudad de México, Monreal está fuera de la lista de aspirantes con posibilidades de ser candidatos a la Presidencia de la República.

Nuevamente quien comienza a manejar públicamente a los potenciales candidatos, que no es otro que el mismo que le cortó las alas para ser Jefe de Gobierno, lo ha dejado fuera de los suspirantes.

En el listado que desde Palacio Nacional se pregona, están Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Ramón de la Fuente, Esteban Moctezuma, Rocío Nahle, Tatia Clouthier y hasta el cocinero tiene posibilidades, pero no Ricardo Monreal.

El líder de la bancada morenista en el Senado de la República vuelve a tropezar con la misma piedra. No es tomado en cuenta y, como en el pasado, ni siquiera se le menciona.

Seguramente, y puede usted apostar doble contra sencillo lector, que el procedimiento será idéntico al que se vivió cuando vio frenadas sus posibilidades para despachar desde el Ayuntamiento.

Tendrá un trato discriminatorio, él amenazará con buscar el respaldo de otras fuerzas políticas y al final lo convencerán de que es mejor aceptar la Secretaría de Gobernación o, ahora sí, ser candidato a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad der México.

Pero ahí, en ese trayecto, se volverá a encontrar con Martí Batres que ya se promueve como secretario de Gobierno y desde ahí catapultarse como aspirante a suceder en el cargo a Sheinbaum.

Por lo pronto el hijo pródigo de Plateros, municipio de Fresnillo, ya abrió la posibilidad de participar le den línea o no.

Hizo público que para él, hay tres reglas fundamentales que deberán pactarse para la contienda por la candidatura presidencial de su partido en el 2024: piso parejo, competencia equitativa y no discriminación.

Bajo esas premisas buscará la postulación y, como si estuviera en condiciones de poner condiciones, dice: “voy a acatar las reglas que se publiquen en el momento, que será, estimo yo hacia finales del año 2023”.

Nada ajeno a que es ignorado, Monreal se reunió con el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard –otro presidenciable morenista–, de quien dijo es “uno de los mejores colaboradores del Presidente: atento, cuidadoso, inteligente”.

Y vivillo como es, puntualizó que “Me reuniré con todos los demás… Buscaré a todos para ayudarle al país y al Presidente a sacar adelante las cosas”, aunque con Ebrard, señaló, los temas tratados no fueron los de la sucesión presidencial sino migración, asuntos laborales y tráfico de armas.

En rueda de prensa, Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, insistió en que una vez que Morena fije las reglas “estaré puntual a la cita con la historia” y para esa y todas sus actividades se dijo protegido por el “Santo niño de Atocha”.

Ahora falta esperar a que quien lo doblegó la vez anterior rectifique o ratifique la decisión de mantenerlo fuera de la lista de los presidenciables.

Cuestión de tiempo. 

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar

Close
Back to top button
Close