Opinión

Nuevo Director General en el Instituto Politécnico Nacional

Ahora las cosas fueron diferentes se comenta entre la comunidad Politécnica, las corrientes  plenamente identificadas que buscan cómo siempre influir en la decisión para el nombramiento de quien regiría en principio por tres años (se puede reelegir una sola vez por un período igual) no entienden que pasó;  la decisión la dio a conocer el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, y  el nombramiento como nuevo Director General de la Segunda Institución pública más importante del país recayó  en el investigador oriundo de Jalisco, Arturo Reyes Sandoval. Es egresado de la carrera de Químico Bacteriólogo y Parasitólogo  y de la maestría en Citopatología  ambas de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas.  (No olvidar que el máximo cargo en el IPN, sólo lo puede ocupar una egresada o egresado del propio instituto).

Cursó el Doctorado en Biomedicina Molecular en el prestigiado Centro de Investigación y de Estudios avanzados del mismo IPN (Cinvestav) y un posdoctorado en la Universidad de Oxford en el Reino Unido, donde fue reconocido en el campo de liderazgo científico.

Las credenciales académicas ahí están de éste investigador que se ha convertido a partir de diciembre de 2020 en el director número 28  en la historia del Politécnico, el cual entre ellos sólo ha sido dirigido por una mujer en el período 2009 al 2012 y 2012 al 2014, el cuál no pudo terminar su segundo período por problemas que la rebasaron y obligaron a su salida anticipada.

Es bueno recordar que el General Lázaro Cárdenas del Río, Presidente de la República (1934-1940)   el primero de enero de 1936 dio a conocer la creación del Instituto Politécnico Nacional;  su presencia en el territorio nacional se ha ido incrementando, hasta hace no mucho tiempo lo nacional sólo lo tenía en su nombre.

Su primer director fue el Ingeniero Juan de Dios Bátiz Paredes nacido en el estado de Sinaloa y formado profesionalmente en la escuela militar de ingenieros de la entonces Secretaría de Guerra y Marina (actual Defensa Nacional a partir del 25 de octubre de 1937).

Entre algunos de los Directores Generales más recordados se encuentran: el Ing. Alejo Peralta y Díaz Ceballos (1953-1959) egresado de la ESIME, oriundo del estado de Puebla, empresario de gran renombre, fundador de IUSA ( Industrias Unidas S.A.) y de decenas de sociedades entre otras del histórico club de beisbol Tigres, sin olvidar la telefónica celular IUSACEL desaparecida ya que fue absorbida por AT&T. En plan de broma se decía que el ingeniero Peralta estaba en todas las casas del país ya sea mediante los cables o por medio de los fusibles o tapones (sus empresas los fabricaban).

Ingeniero José Antonio Padilla Segura (1963-1964) oriundo de San Luis Potosí y egresado desde luego del IPN, fue además Secretario de Comunicaciones y Transportes en el sexenio del Presidente Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970), fundador y primer Director General (1978) del Colegio Nacional de Educación Profesional  Técnica mejor conocido por sus siglas CONALEP, así mismo desempeñó  diversos cargos dentro del sector público y privado.

Ingeniero Eugenio Méndez Docurro (1959-19629) nacido en el Estado de Veracruz, fue Secretario de Comunicaciones y Transportes en el gabinete del Presidente Luis Echeverria Álvarez (1970-1976), fundador del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) en 1970.

El Instituto no ha estado exento de huelgas una de ellas y aún se recuerda la toma de las instalaciones por parte del Ejercito el 23 de Septiembre de 1953.

En las décadas de los años 70, 80 y 90 del siglo pasado se acusaba a las autoridades de frenar las demandas de los estudiantes con grupos de choque conocidos como porros, quienes lograron que muchos estudiantes al temer por su seguridad abandonaran sus estudios y optaran por acudir a escuelas particulares.

Un error muy grave no conocido y que fue guardado por las autoridades de entonces fue que dieron a conocer la lista de los aspirantes a ingresar de los que no habían aprobado el examen de admisión, en lugar de los que sí y se tomó la decisión de dejar así las cosas porque el problema hubiese sido mayúsculo.

La comunidad Politécnica con una matrícula cercana a los 200 mil estudiantes en todos sus niveles y más de un millón de egresados en donde se imparten 67 programas de nivel superior destacando las ingenierías y licenciaturas enfocadas a la tecnología, desarrollando por ello conocimiento científico y tecnológico.

Los resultados deberán de ser buenos, el horno no está para bollos, y se tiene pendiente un Congreso que pretende cambiar muchas reglas.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Close
Back to top button
Close