Editorial

Con préstamo de mil millones de dólares, la 4t profundiza la deuda externa

Contrario a las declaraciones del ejecutivo que prometían no incrementar la deuda externa, la 4T tramito un préstamo por mil millones de dólares

A mediados del mes de mayo, el gobierno de López Obrador solicito un préstamo al Banco Mundial para enfrentar la contracción económica profundizada por la crisis sanitaria.

Contrario a las declaraciones del ejecutivo que prometían no incrementar la deuda externa, un préstamo por mil millones de dólares representa un compromiso de pago semestral de miles de millones de pesos por los siguientes 14 años, hasta el 2023.

El subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, aseguro también que el préstamo ya estaba contemplado en el adeudamiento autorizado por el Congreso, lo cual quiere decir que el gobierno ya contemplaba aumentar el endeudamiento público. También argumento que el préstamo si bien está orientado a la política pública, no esta pensado en utilizarse para el combate del coronavirus.

¿Para qué más, si no, estará destinado entonces? Lo más probable es que sea la liquidez que necesita el gobierno para continuar con sus planes asistencialistas fundamentales para formar una base social cada vez mas descontenta por los elementos reaccionarios de la política de AMLO como profundizar la militarización o la propia subordinación al gobierno de EEUU.

Más allá del destino de inversión de dicho préstamo, la 4T acordó un mecanismo más para garantizar y fortalecer la expoliación de los países imperialistas y los organismos financieros internacionales han desatado en México desde hace décadas, legitimando e incrementado una deuda externa ilegitima que ya hemos pagado en su totalidad varias veces pero que sigue creciendo por los intereses descomunales que impone el Banco Mundial para mantener en desventaja económica a países dependientes o semicoloniales

Durante la conferencia matutina del lunes 8 de junio, López Obrador calificó como una operación de rutina el préstamo de 1000 millones de dólares que hizo el Banco Mundial a México, además habrá más deuda y espera que la economía no caiga mucho, durante el segundo trimestre de 2020.

“Es una operación de rutina, algo que se solicitó desde del año pasado  como parte del manejo de las finanzas. Seguimos sosteniendo que no va aumentar la deuda en términos reales. No la aumentamos el año pasado  y este año queremos que no aumente en relación con el Producto Interno Bruto por eso estamos tomando algunas medidas de austeridad, dijo el Presidente.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close