Investigaciones especiales

Huelga en tiempos del COVID19

La emergencia sanitaria por COVID19 no ha detenido la lucha sindical en México y, como muestra, dos organizaciones se mantienen en huelga medio de la pandemia: el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Chapingo (STUACH) y el Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (SUTNOTIMEX).

Ambos movimientos estallaron desde antes de que iniciara la cuarentena, pero el desinterés de los patrones, en este caso entidades del Gobierno, ha alargado el arreglo entre las partes poniendo en riesgo la salud de los trabajadores que participan tanto en las negociaciones como en los campamentos.

Chapingo de una infeliz Navidad al COVID19

En la Universidad Autónoma de Chapingo los problemas laborales iniciaron desde diciembre del 2019, cuando el bono de fin de año de aproximadamente 12 mil 500 pesos, les fue negado a todos los trabajadores bajo el argumento de falta de recursos derivados de la austeridad instruida por el gobierno federal.

José Feliciano Gómez Flores, Secretario General del STUACH, detalló que desde el año 2012 la prestación les era otorgada bajo el concepto de apoyo a festividades decembrinas y fue subsecuente hasta el año pasado cuando la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) no quiso reconocer el gasto en el presupuesto y lo eliminó como parte de las “economías de la institución”, dejando sin recursos a la universidad para entregarlo a los trabajadores.

“Por acuerdo, desde hace casi una década, se nos venía entregando el bono en un monedero electrónico y al día de hoy dijeron que no y mañosamente y de muy mala fe utilizaron esta contingencia para no entregar lo que por derecho le corresponde al sindicato y a los compañeros, arriesgando la salud de nosotros y las familias”, denunció. 

La desaparición del bono generó tal descontento que el sindicato acordó estallar la huelga el pasado 25 de febrero, con un pliego petitorio en el que  aprovecharon para incluir la atención a las demandas que surgen cada año durante la revisión del Contrato Colectivo de Trabajo, elaborando una petición integral.

“Consta de revisión del CCT, revisión de salario, revisión de prestaciones y revisión de violaciones al CCT, es un pliego petitorio muy amplio”, expuso Gómez Flores en entrevista con RS Sindical.

El primer punto que reclaman los trabajadores es la reinstalación del bono, aumento salarial del 3.4 por ciento, 1.8 por ciento en prestaciones y del 2.3 al 4.5 por ciento de ajuste en el tabulador y retroactivo desde que inició la huelga.

Solicitan modificaciones a la Cláusula 19 de CCT que permite que se hereden plazas de trabajadores jubilados o fallecidos a sus hijos, para que el beneficio solo aplique para los sindicalizados y no para cualquier persona que labore en la institución educativa.

Otra de las propuestas de STUACH es que los trabajadores de confianza no tengan acceso a los beneficios del CCT con lo que prevén que el presupuesto etiquetado en el Capítulo 1000 se pueda sanear al menos 286 millones de pesos que tiene como hoyo presupuestal la universidad.

Desde que inició la huelga han tenido mesas de negociación lideradas la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), donde la universidad, representada por la Químico Bióloga Farmacéutica, Ilda Flores Brito, no ha mostrado  disposición a negociar y resolver el conflicto.

Sin embargo, debido al riesgo que significa mantener campamentos de huelga en medio de la Emergencia Sanitaria, la STPS pidió a la universidad replantear su oferta para lograr un acuerdo y avanzar hacia el desistimiento.

Según la rectoría de la Universidad Autónoma de Chapingo, el paro de labores debido a la huelga afecta a 11 mil estudiantes y a 400 proyectos de investigación.

En redes sociales, alumnos critican fuertemente al STUACH por paralizar las actividades por “un pinche bono de 12 mil pesos”, señalan algunos de los comentarios a la cuenta oficial del sindicato. 

En tanto, el movimiento huelguista continuará con los campamentos y acciones que no expongan su salud al contagio de COVID19, hasta que la autoridad universitaria cumpla con sus peticiones u ofrezca una mejor alternativa para que se eleven las condiciones de de trabajo de los casi 2 mil sindicalizados.

Notimex sin señal para la solución del conflicto laboral

Han pasado casi 70 días desde que trabajadores sindicalizados de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano, Notimex estallaran la huelga y la directora de la entidad de gobierno, Sanjuana Martinez, sigue sin reconocerlos, negociar y menos aún, ofrecer una solución al conflicto laboral.

En el campamento apostado a las afueras del edificio de las oficinas centrales ubicado en avenida Baja California 200, en la Roma Sur, de la Ciudad de México, a los huelguistas les ha tocado sol, lluvia y ahora, el COVID19.

“Llevamos todo el periodo de la contingencia sin tener una respuesta correcta, solo han habido procedimientos ilegales por parte de la directora como intentar sacar vehículos o equipo que forma parte de los activos de la agencia que están bajo resguardo, mandó a la Guardia Nacional acusándonos de secuestro de bienes, lo cual vemos como intentos de intimidación”, indicó Adriana Urrea, Secretaria General del SUTNOTIMEX.

Pese a que la agencia es una entidad de gobierno y ésta es la primera huelga en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador, de quien se esperaba una mejor atención al gremio laboral, la táctica de alargar la negociación le está funcionando a la autoridad, pues Notimex sigue ofreciendo servicios informativos con personal de nueva contratación, con sueldos superiores a los estipulados en los tabuladores y continúan como si no hubiera nadie reclamando las violaciones laborales contra los empleados.

En entrevista con RS Sindical Urrea explicó que no se han podido reestablecer las mesas de negociación con la dirección de Notimex y no por el COVID19, sino por la falta de disposición para dialogar y llegar a un acuerdo.

“La directora (Sanjuana Martínez) sigue en su discurso de que no es una huelga legal, que solo es un plantón, que todos los que estamos participando solo somos desempleados, no ha cambiado la retórica que tuvo desde un inicio”, apuntó.

La Secretaria General informó que mantienen las estrategias de defensa a través de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje en la que continúa operando el área de huelgas y con ello los trámites legales no se han detenido.

“Metimos una denuncia contra Notimex por incumplimiento del laudo, por violación al artículo 4 de la Ley Federal del Trabajo, ya que no nos están respetando el derecho a la huelga”, señaló y dijo que en respuesta, la junta giró un oficio a Notimex pidiendo que explique sobre el asunto, pero la agencia no se ha pronunciado al respecto.

El sindicato que agremia reporteros, fotógrafos, editores, redactores y personal administrativo de la agencia de noticias, pertenece a la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y mediante la central han insistido a la Secretaría de Trabajo y Previsión 

Social (STPS) para que apoye el movimiento y pida a los directivos de la agencia una pronta solución, pero nada.

Urrea reconoció que la Emergencia Sanitaria por COVID19 ha develado el vacío legal en materia laboral para temas sindicales ante situaciones fortuitas como la pandemia o desastre naturales, ya que no se estipula lo que debe ocurrir con éstas, si se levanta físicamente el campamento para no tener a la gente expuesta pero sigue vigente el movimiento, o qué debe ocurrir.

Por ello, prevén que pasando la situación de salud proponer a la autoridad laboral para que haga un ajuste en materia legal que proteja a los trabajadores, se les garanticen sus derechos y no habrá cambio jurídico en la situación de huelga, hasta pasada la contingencia.

Por su parte, la directora de Notimex, Sanjuana Martínez, todo aparece indicar que ha cumplido con su cuarentena, con poca presencia en sus redes sociales y la que llega a tener es para enfrentarse a quienes la critican o exhiben, como el caso de enfrentamiento con el también periodista Joaquín López Doriga, con quien estelarizó una serie de tuits hace unas semanas.

De ahí en fuera sigue sin nombrar a los trabajadores en huelga, a los que tiene trabajando les ha cumplido con sueldo y condiciones de trabajo, por lo que se prevé que mantenga su actitud por más tiempo, mientras que los empleados en lucha se exponen en la vía pública esperando una solución a sus demandas de reinstalación del puesto de trabajo, salarios caídos y fin al hostigamiento laboral, característico de Martínez en la agencia de noticias.

Así viven la cuarentena en los campamentos de huelga

SUTACH

Cuando estalló la huelga en Chapingo se veía muy lejana la emergencia sanitaria, aunque ya había mensajes de prevención para evitar el contagio por lo que el sindicato dispuso de recursos del fondo de huelga para adquirir gel antibacterial e iban siguiendo las instrucciones sanitarias, conforme las indicaron la autoridad en la materia.

Sin embargo, vino la Emergencia Sanitaria y con ella las Fases 1, 2 y ahora la 3, que los han obligado a modificar la estrategia para protegerse.

Texcoco, municipio del Estado de México donde se ubica la sede central de la universidad, tenía registrados hasta el pasado 24 de abril 29 casos positivos de COVID19 y una defunción en la localidad, por lo que el riesgo es latente para quienes no están en cuarentena en casa.

La primera acción que tomaron fue limitar los campamentos solo a las puertas principales y no todos los accesos como lo tenían en un principio.

La medida aplicó no solo en la sede de Texcoco, sino en todas las instalaciones alternas de la universidad que operan en los estados de Veracruz, Tabasco, Zacatecas, Oaxaca, Durango, Guadalajara y Yucatán.

A su vez, redujeron las guardias de sindicalizados al mínimo, evitando la presencia de personas de la tercera edad y población en riesgo, como mujeres embarazadas y quienes padecen enfermedades respiratorias, crónico degenerativas, etc.

Hasta el momento, aseguró Gómez Feliciano, no han habido casos positivos de COVID19 entre los trabajadores que participan en los campamentos.

SUTNOTIMEX

La condición de huelga en los trabajadores de Notimex es diferente a cualquiera otra, ya que ellos no cuentan con recursos para operar debido a que la anterior gestión no entregó dinero, ni acceso a las cuentas y ante la falta de reconocimiento como sindicato por parte de la directora Sanjuana Martínez, no les han sido entregadas las cuotas correspondientes.

Por ello, el campamento de huelga ubicado a la puerta del edificio donde se se encuentran las oficinas de la agencia de noticias, en la colonia Roma Sur, en la delegación Cuauhtémoc, ha funcionado con recursos propios de los trabajadores, donaciones de otros sindicatos que se han solidarizado, así como de externos que apoyan la causa.

Adriana Urrea, Secretaria General del SUTNOTIMEX explicó que muchos de los trabajadores en huelga forman parte del grupo vulnerable siendo de la tercera edad o con enfermedades crónico degenerativas, y para proteger su salud y la del resto, tuvieron que dejar el campamento.

“Esto significó una disminución de los que han estado en el campamento y los que siguen lo hacen con restricciones de distancia y medidas de higiene. Sí siguen en el movimiento, pero con una menor actividad”, señaló.

Al corte de la penúltima semana de abril, en la localidad donde el sindicato está en campamento de huelga se reportan 242 casos positivos y 19 defunciones, además de que se encuentra en medio de una zona de hospitales por lo que el tránsito de posibles personas contagiadas es alto.

El temor de contagio existe entre los participantes de la huelga pero reconocen que no pueden levantar por esa razón la huelga.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close