La piel del camaleón

“Los juanes” se oponían a la elección democrática en el SUTGCDMX

En el Congreso Electivo de julio pasado del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), un grupo de 14 secciones encabezado por Cesar Piña Rodríguez buscó, mediante diversas estrategias que incluyó la intención de reventar los trabajos, generar condiciones que le permitieran a Juan Ayala Rivero mantenerse al frente de la organización hasta 2024.

Micrófono en mano, Piña encabezaba a ese grupo en el reclamo a que se reconociera la irregular toma de nota –reconocimiento gubernamental– de Ayala Rivero, aún cuando los estatutos establecían que debía elegirse a todos los integrantes de la dirigencia. No lograron su objetivo.

Piña fue, durante los ocho años de la dirigencia de Ayala Rivero, su secretario de finanzas. Lo acompañó, además, como su suplente las dos ocasiones que frente a Morena perdió las elecciones para diputado local –en las entonces delegaciones Iztacalco y Gustavo A. Madero– postulado por el PRD –en la de 2018 lo fueron también del PAN y del Movimiento Ciudadano–.

En las pasadas elecciones presidenciales, Ayala Rivero se le señaló de haber sido quien sembrara grupos de trabajadores con cartelones en contra de Andrés Manuel
López Obrador, después del primer debate.

Existen pruebas que se utilizaron trabajadores sindicalizados del gobierno de la ciudad en actos de la campaña de Alejandra Barrales, candidata del frente confirmado por PAN, PRD y MC.

Ayala Rivero, desde la presidencia del SUTGCDMX, se convirtió en uno de los principales impulsores de las aspiraciones presidenciales de Miguel Ángel Mancera. Sin ningún pudor, lo llamaba públicamente el mejor jefe de gobierno de la ciudad, mientras Piña
y la mayoría de los 40 secretarios generales seccionales asentían con su aplauso.

Ese grupo –conocido ya como “los juanes”–fue, durante los últimos meses, opositor a que se incluyera el voto libre, directo, personal y secreto
en la reforma estatutaria. Pretendían que se mantuviera la elección indirecta, a través de los delegados al consejo, con la esperanza de tener alguna oportunidad para ganarle a Hugo Alonso Ortiz, secretario general de la sección 1 “Limpia y transportes” quien ya se perfilaba para ser el candidato a vencer en las elecciones de enero -de acuerdo con la convocatoria se realizarán el 9-.

Circunstancias de la vida, Sergio Antonio López Montesinos, fue designado sustituto de Jorge Luis Basaldúa, en la Subsecretaría de Capital Humano -la que fue transformada en Dirección General de Administración de Personal-. Cuando se desempeñó como director de recursos humanos en la entonces Delegación Tlalpan, trabó relación con Piña Rodríguez.

A partir de entonces, se dejaron crecer las expecativas que el secretario general de la sección 4 sería el candidato oficial a la presidencia del SUTGCDMX. Montesinos no tuvo capacidad para frenar esas versiones, lo que contribuía a generar la certeza que en efecto construía esa posibilidad.

Incluso, después que el 18 de diciembre se lanzó la convocatoria para el proceso electoral, Piña y el grupo de 12 secretarios generales el de la 15 optó por apoyar la candidatura de Alonso Ortiz–, buscó de inmediato al director general de Administración de Personal, ante la certeza que la inclusión del voto libre, personal, secreto y directo les deparaba una derrota frente a la candidatura de Hugo Alonso, apoyado por las secciones más numerosas.

Luego, ese grupo contempló entonces la posibilidad de sumarse a la posible candidatura de Jacinto Gaona, secretario general de la sección 2 “Construcción y operación hidráulica”, cabeza de “Los chapulines” –por aquello de saltar de acuerdo a sus intereses– de la que desistieron al evaluar que no les garantizaba certeza por su excesiva ambición y su escasa confiabilidad.

Y es que Gaona en el congreso de julio, se sumó al grupo encabezado por Hugo Alonso para forzar la salida de Ayala Rivero de la dirigencia sindical, a cambio de que ocupara la secretaría de finanzas.

Surgió entonces la posibilidad de sumarse a otra candidatura en un intento por dividir la sección 6 “Parques y jardines” de las numerosas y que desde siempre se manifestó por la candidatura de Hugo Alonso. De ultima hora se puso en la mesa el nombre de Armando Bautista, ex secretario general de la sección 33 “Desazolves”, quien fue secretario de trabajo y conflictos durante los s ocho años de la dirigencia de Ayala Rivero.

La participación del director general de Administración de Personal en el proceso electoral

sindical, es una flagrante violación a la autonomía, con lo que el Gobierno de la Ciudad de México pone en entredicho la reforma laboral. Trata a los trabajadores como si fuesen

menores de edad.
Lo grave es que el funcionario pretenda ignorar los hechos de Ayala Rivero con el objetivo de torpedear el triunfo de Lopez Obrador y de la doctora Claudia Sheinbaum. Es una contradicción que se preste a las ambiciones de Piña y del grupo “los juanes, salvo que el objetivo final sea evitar que los trabajadores elijan con su voto a Hugo Alonso paras los próximos cuatro años ocupe la presidencia del SUTGCD- MX. Si así es, es un antidemócrata.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button
Close